FERTILIZACIÓN IN VITRO



Es una técnica de reproducción asistida, que consiste en la extracción de óvulos para que el proceso de fecundación se lleve a cabo fuera del organismo ma­terno; mediante la manipulación de los gametos en un laboratorio.

Indicaciones

  • Factor tubo-peritoneal
  • Factor masculino severo
  • Baja reserva ovárica
  • Fallos en inseminación
  • Otras causas de infertilidad que no han tenido éxito con otras terapias (inexplicable, endometriosis, etc.)
  • Falla ovárica o postmenopausia (se requiere donación de ovocitos)

Procedimiento

imagen4
Una vez que se han realizado los estudios indicados a la pareja y se identifica que requieren un tratamiento de esta índole, el procedimiento es el siguiente:

  •  Llevar a cabo una estimulación ovárica, iniciando el día 2 del ciclo.
  •  Realizar seguimiento folicular por ultrasonido transvaginal, hasta que los folículos alcanzan un tamaño igual o mayor a 17 mm.
  •  La aspiración folicular se realiza en quirófano
  • Cuando la paciente se encuentra sedada, se extraen los ovocitos bajo guía ultrasonográfica transvaginal.
  •  Se conecta una aguja a un sistema de succión con presión controlada y se envía a los biólogos para analizar el líquido folicular.
  •  Una vez que se extraen los ovocitos, se combinan con una cantidad de espermatozoides previamente capacitados y se analiza la fecundación por primera vez, 24 horas después.
  •  Los gametos se mantienen en la incubadora y se analizan en los   siguientes 3 a 5 días para así conocer las características morfológicas de los embriones.
  •  El embrión se transfiere hacia la cavidad uterina bajo visión ultrasonográfica abdominal 3 a 5 días después de la extracción.

En general a estos procedimientos que conforman el tratamiento se les denomina “ciclo”, debido a que se lleva a cabo mediante varios pasos cuidadosamente programados. La primera parte del ciclo es la inducción de la ovulación, seguida de la recuperación, fertilización y transferencia del embrión.

Inducción de la ovulación (IO)

En la ovulación normal solo se produce un óvulo. En los tratamientos de Alta Complejidad, son recuperados varios óvulos para aumentar la probabilidad de producir un embrión saludable y una implantación exitosa. Para recuperar múltiples óvulos, el médico tendrá que estimular el crecimiento folicular, inducir la ovulación con uno o más medicamentos de modo que se produzca más de un óvulo.

Qué esperar durante la IO

En la IO, el médico utilizará uno o más medicamentos para estimular el crecimiento folicular. La IO también puede incluir un tratamiento con un análogo de GnRH (hormona liberadora de gonadotrofina) para regular el crecimiento folicular. El médico y la paciente determinarán un plan terapéutico apropiado.

• El médico podría empezar su tratamiento con FSH y/o HMG u otro medicamento días después de haber iniciado su menstruación.

• En la siguiente semana (8-14 días), su clínico evaluará los niveles hormonales, y mediante ultrasonido examinarán los folículos regularmente para evaluar su desarrollo. Además, deberá seguir de cerca todos los posibles efectos secundarios de la medicación.

• Cuando los folículos estén casi maduros, el médico le indicará el momento de la inyección de gonadotropina coriónica humana, haciendo que los óvulos adquieran madurez. Usualmente, dicha inyección se  administra alrededor de 36 horas antes de que esté programada la recuperación del óvulo.

Recuperación del óvulo

Después de la IO, con anterioridad a la hora en que normalmente ovularía, el médico recuperará los óvulos de los folículos, guiado por ultrasonido. El médico introducirá una sonda con aguja fina para extraer el fluido y el óvulo de cada folículo. Por lo general, este proceso toma menos de una hora y se utiliza anestesia general o sedación.

Fertilización

En este paso, el espermatozoide de su pareja será separado del semen e incubado con los óvulos. Un embriólogo comprobará que los óvulos fertilizados estén desarrollándose de manera correcta.

Transferencia del embrión

Una vez que el embriólogo determine el desarrollo de embriones saludables, trabajará con usted para precisar cuántos de ellos serán transferidos. Un número mayor aumenta la probabilidad de embarazo, aunque también incrementa la posibilidad de embarazo múltiple (gemelos, trillizos, etcétera), razón por cual se ha consensuado la transferencia sólo de 1,2 embriones directamente a su útero a través de un tubo estrecho ahuecado o un catéter.

Apoyo en la fase lútea

En un ciclo de FIV, la fase lútea se refiere al tiempo después de la ovulación y a la extracción de los óvulos, cuando el óvulo fertilizado, o embrión, se transfiere de nuevo a su útero para implantarse. El médico puede prescribir progesterona, como soporte a la fase lútea, facilitando la implantación del embrión y procurando el embarazo. Este medicamento generalmente se extiende hasta la semana 12 de la edad gestacional en el caso de que se haya diagnosticado embarazo a través del exámen sub unidad beta. La progesterona puede administrarse por vía vaginal, oral, o Intramuscular. El médico se lo comentará para determinar lo que sea más apropiado para usted.

Si bien la inseminacion intrauterina sigue siendo una alternativa válida por su gran simplicidad técnica y menores costos, sobre todo en países menos desarrollados, no cabe duda que la fertilización in vitro y la inyección intracitoplasmática de espermatozoides son los únicos tratamientos racionales para los casos severos de endometriosis, daño tubárico o factor masculino, siendo la alternativa de elección teniendo en cuenta que los resultados de éstas son mejores, desde el punto de vista del logro del embarazo, en comparación con los bajos porcentajes de éxito de la inseminación intrauterina.1

1 Celis-López A. Inseminación intrauterina en el momento actual. Rev Peru Ginecol Obstet 2012;58(2).

Tipos de Tratamientos

Fertilización In Vitro

Inseminación Intrauterina

Inyección Intracitoplasmática de esperma